El campesino y su caballo

Informante/procedencia: José Miguel Valdivia Bernal, Cuba.


Dice que era un campesino, un hombre que tenía un caballo, que era muy descuidado con su caballo. No lo cuidaba, no le prestaba atención. No le daba comida y lo utilizaba mucho. Y tenía hasta mataduras en el lomo. Mataduras se le dicen a las yagas, a las heridas que le pueden causar en basto, la montura. Y entonces, llegó a tal punto, que tuvo que soltarlo, soltarlo en un potrero para que se le curara.
Y pasó el tiempo, y pasó el tiempo y cuando salió a buscarlo, no lo encontró. Por todo el potrero, un potrero enorme, con las sabanas son infinitas, bueno, son enormes. Y no lo encontró. Y no lo encontraba, no lo encontraba… y ya cansado se encontró una mata de guayaba. Y de momento la mata de guayaba comenzó a estremecerse y comenzaron a caer guayabas. Y cuando él se agachó a coger guayabas… además la mata era muy copiosa, muy… unos gajos guindando, pegando en la tierra, él se agachó a coger la guayaba. Cuando se agachó vio las cuatro patas blancas de su caballo.
En el lomo del caballo le había nacido una mata de guayaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s