La rana y el escorpión

Informante/procedencia: José Miguel Valdivia Bernal, Cuba.


Un escorpión le pide a la rana que le cruce el río, que le ayude a cruzar el río. Y la rana le dice que no, que tiene miedo. Que le va a clavar el aguijón.
Y el escorpión le dice:
– Serás tonta. ¡Cómo puedes pensar así! Sabes que si te clavo el aguijón me hundo en el río contigo y me ahogo.
– Sí, pero yo desconfío de ti, escorpión. Sé cómo tú eres.
Te prometo que no. Necesito cruzar el río. Tengo los niños del lado de allá, tengo mis pichones, mis crías del otro lado del río y necesito pasar.
Y tanto insistió el escorpión, hasta que la rana accedió y comenzaron a pasar el río con el escorpión encima de la rana. Pero cuando estaban en medio del río el escorpión le clavó el aguijón a la rana. Y la rana le dijo:
– ¿Pero por qué lo has hecho, escorpión?  ¿Por qué lo has hecho si vamos a morir los dos?
Le dijo:
– Perdóname rana, pero es mi carácter. Es mi carácter. Mi condición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s