El conejo y el elefante

Informante/procedencia:  Harouna Coulibaly, Mauritania.


Todos los años se celebraba una reunión a la que acudían todos los animales a la casa del león, el rey de todos los animales salvajes. Allí se contaban las cosas, discutían y se daban órdenes para el siguiente año.
El conejo salvaje era el animal más pequeño de todos los animales que allí se reunían. Cada año, cuando llegaba la fecha de la celebración de la reunión se ponía en el camino por el que pasaba el elefante. Todos los años cuando el elefante la veía, le preguntaba:
–    Tú, conejo, ¿qué haces aquí?
Dice:
–    Hombre, estoy aquí para ir a la reunión.
–    Yo también.
–    Quiero ir para allá, pero como voy más lento porque soy el más flojo de todos, estoy aquí, caminando hacía allá.
–    Yo también. -Dice el elefante- Bueno, súbete aquí.
El conejo trepaba hasta arriba del elefante y se quedaba en su dorsal. Cuando estaban llegando al pueblo el elefante le decía al conejo:
–    Bájate, conejo.
–    No, elefante, no.
–    Si llegamos allí y tú estás encima mío, la gente va a hablar de mí. Van a decir que te dejo subir y que te llevo. Así que, baja, baja, que ya hemos llegado. Baja.
Al final el conejo, baja.
Aquel año los animales hicieron la reunión y al final el conejo les  dijo a todos:
–    Yo soy el animal más pequeño, pero soy el más listo. Cada año cuando hay que venir a la reunión consigo que el elefante me traiga hasta aquí.
Los animales le respondieron:
–    No, eso no es posible. No. No te creemos.
El conejo les dice:
–    Sí. Sí, sí, sí.
El elefante que estaba oyendo toda la conversación le dijo al conejo:
–    Yo te hacía un favor a ti cada año para traerte hasta aquí y que no te cansaras, y ahora tú se lo cuentas a todos los animales. ¡Eso no es serio!
El conejo le respondió:
–    Pero tú lo haces, ¿no?
–    Sí, lo hago. Pero no tenías que contárselo a los animales.
Tras la conversación todos los animales se fueron.
Al año siguiente, el elefante volvió a la reunión, enfadado.
En el mismo lugar de todos los años, en medio del camino del elefante, se puso a esperarlo el conejo.
Al llegar allí el elefante vio al conejo. Enfadado como estaba le saludó pero no se detuvo como siempre, solo quería pasar. El conejo, viendo que no paraba, lo llamó y le dijo:
–    Elefante, tú, ¿qué? ¿No me preguntas nada? Yo estoy enfermo. Me parece que este año no voy a poder asistir a la reunión porque estoy muy malo.
El elefante le respondió:
–    Vale. Cada año te he llevado, aunque no estabas malo, porque eras el más flojo de todos los animales. Yo te dejaba subir encima de mí, pero el año pasado se lo contaste a todos los animales. Así que ya no pienso llevarte más.
–    Bueno, yo este año me parece que me quedaré aquí porque no puedo ir. Estoy enfermo.
Pero al final el elefante se lo miró y le dijo:
–    Bueno, vale. Sube. ¡Pero no se lo tienes que contar a nadie!
–    Vale.
El elefante cogió una vez más al conejo, lo subió encima de su espalda y empiezó a caminar. Cuando llegaron al pueblo, el elefante le dijo:
–    Conejo, baja. Baja y espabila para llegar tú solo hasta el pueblo.
–    No, elefante, por favor, llévame hasta la casa del león porque de verdad te digo que yo no puedo ni andar.
El elefante se lo quedó mirando, pero como el conejo era más listo, lo volvió a engañar. El elefante lo llevó encima hasta la casa del león.
Allí ya estaban reunidos todos los animales. Los únicos que faltaban eran el elefante y el conejo. Al llegar, todos pudieron ver que el conejo venía montado encima del elefante. El conejo orgulloso dijo:
–    Oh, mirad todos. El año pasado os conté como todos los años me traía el elefante encima suyo hasta la reunión. El año pasado lo negó ¿verdad? Y vosotros  no lo creíais. Y este año ¿qué?
–    Este año, todos vemos que estás encima del elefante.
El elefante enfadado dice:
–    ¡Qué malo eres, conejo! ¡Bájate, bájate!
Y así fue como el conejo engañó una vez más al elefante.
Donde (este cuento) yo he cogido, yo lo he metido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s