Rin, rin, renacuajo

Informante/procedencia: Elkin Marín, Colombia.

Introducción/información previa: Elkin recuerda que se aprendió este cuento de pequeño en la escuela. Es un cuento muy popular en Colombia del autor Rafael Pombo.


El hijo de rana, Rinrín renacuajo
salió esta mañana muy tieso, muy majo.
Con pantalón corto, corbata a la moda
sombrero encintado y chupa de boda.
-¡Muchacho, no salgas!- le grita mamá,
pero él hace un gesto y orondo se va.
Halló en el camino, a un ratón vecino
y le dijo: -¡Amigo!- venga usted conmigo,
Visitamos juntos a doña Ratona
y habrá francachela y habrá comilona.
A poco llegaron, avanza ratón,
estira el cuello y coge el eslabón,
Da dos, tres golpes. Preguntan: ¿Quién es?
Soy yo, doña Ratona, beso a usted los pies
¿Está usted en casa?
-Sí señor, sí estoy,
y celebro mucho ver a usted hoy.
Estaba en mi oficio, hilando algodón,
pero eso no importa, bienvenidos son.
Se hicieron la venia, se dieron la mano,
y dice Ratico, es más veterano:
– Mi amigo el de verde rabia de calor,
démele cerveza, hágame el favor.
Y en tanto que el pillo consume la jarra
manda a la señora traer la guitarra.
Y el renacuajito le pide que cuente
versitos alegres, tonadas elegantes y…
-¡Ay! de mil amores le hiciera, la venia señora,
pero es imposible darle usted gusto ahora,
que tengo el gaznate más seco que estopa
y me aprieta mucho esta nueva ropa.
  -Lo siento infinito, -responde la tía Rata-,
aflójese un poco el chaleco y corbata,
y yo mientras tanto le voy a cantar
una canción muy particular.
Mas estando en esta brillante función
de baile y cerveza, guitarra, canción,
la gata y sus gatos saltan el umbral,
y vuelve aquello, el juicio final.
Doña gata vieja trincha por la oreja
al niño Ratico, maullándole: ¡Hola!
Y los niños gatos a la vieja rata
uno por la pata y otra por la cola.
Renacuajito miró este asalto
tomó su sombrero, dio un tremendo salto
abrió la puerta y con mano y narices,
fue dando a todos, noches muy buenas y felices.

Anuncios

43 pensamientos en “Rin, rin, renacuajo

  1. El texto tiene algunos errores, como palabras que no aparecen en el texto original, hay algunas oraciones en diferentes tiempos gramaticales que no coinciden con el texto original… y falta la ultima parte:
    ” Y siguió saltando tan alto y aprisa,
    Que perdió el sombrero, rasgó la camisa,
    se coló en la boca de un pato tragón
    y éste se lo embucha de un solo estirón

    Y así concluyeron, uno, dos y tres
    Ratón y Ratona, y el Rana después;
    Los gatos comieron y el pato cenó,
    ¡y mamá Ranita solita quedó!”

    Agradeceria en nombre de todos los colombianos, y especialmente de los amantes de la literatura, que por favor arreglaran los errores. Gracias.

    • Hola Diana:
      Gracias por escribirnos. Como explicamos en la filosofía del proyecto los textos aquí recogidos son textos orales, en las versiones que recuerdan los informantes. En ningún momento hemos dicho que esta sea la versión perfecta o original.
      Un saludo

  2. El poema Rin Rin Renacuajo, está incompleto, le faltan dos estrofas al final. A parte de esto, hay muchas palabras y algunas frases cambiadas que no corresponden al poema original.

  3. Me encantan estos poemas. Solo que en el caso de Rin Rin Renacuajo (no he leído los otros) tengo una pequeña observación y es que en algunas partes esta mal copiado y afecta al ser leído. De todos modos gracias por compartir estas joyas.
    Luis F. Ara

  4. yo se la oi siempre a mi abuelito que murio hace un año a los 96 años. y si el la decia un poco mas diferente. lo que hice fue reescribirla como la aprendi´de el…

  5. Este es el poema original
    El Renacuajo Paseador Autor: Rafael Pombo

    El hijo de Rana, Rinrín Renacuajo,
    salió esta mañana, muy tieso y muy majo
    con pantalón corto, corbata a la moda,
    sombrero encintado y chupa de boda.

    “¡Muchacho, no salgas!” le grita mamá.
    Pero él hace un gesto y orondo se va.

    Halló en el camino a un ratón vecino,
    y le dijo: “¡Amigo! venga, usted conmigo,
    visitemos juntos a doña Ratona
    y habrá francachela y habrá comilona”.

    A poco llegaron, y avanza Ratón,
    estírase el cuello, coge el aldabón.

    Da dos o tres golpes, preguntan: “¿Quién es?”
    “–Yo, doña Ratona, beso a usted los pies”.
    “¿Está usted en casa?” –”Sí, señor, sí estoy:
    y celebro mucho ver a ustedes hoy;
    estaba en mi oficio, hilando algodón,
    pero eso no importa; bienvenidos son”.

    Se hicieron la venia, se dieron la mano,
    y dice Ratico, que es más veterano:
    “Mi amigo el de verde rabia de calor,
    démele cerveza, hágame el favor”.

    Y en tanto que el pillo consume la jarra
    mandó la señora traer la guitarra
    y a Renacuajito le pide que cante
    versitos alegres, tonada elegante.

    “–¡Ay! de mil amores lo hiciera, señora,
    pero es imposible darle gusto ahora,
    que tengo el gaznate más seco que estopa
    y me aprieta mucho esta nueva ropa”.

    “–Lo siento infinito, responde tía Rata,
    aflójese un poco chaleco y corbata,
    y yo mientras tanto les voy a cantar
    una cancioncita muy particular”.

    Mas estando en esta brillante función
    de baile y cerveza, guitarra y canción,
    la Gata y sus Gatos salvan el umbral,
    y vuélvese aquello el juicio final.

    Doña Gata vieja trinchó por la oreja
    al niño Ratico maullándole: “¡Hola!”
    y los niños Gatos a la vieja Rata
    uno por la pata y otro por la cola.

    Don Renacuajito mirando este asalto
    tomó su sombrero, dio un tremendo salto,
    y abriendo la puerta con mano y narices,
    se fue dando a todos “noches muy felices”.

    Y siguió saltando tan alto y aprisa,
    que perdió el sombrero, rasgó la camisa,
    se coló en la boca de un pato tragón
    y éste se lo embucha de un solo estirón.

    Y así concluyeron, uno, dos y tres,
    ratón y Ratona, y el Rana después;
    los gatos comieron y el Pato cenó,
    ¡y mamá Ranita solita quedó!

    • yo recordando con nostalgia este cuento y quize hablarle a mi hijo d el ..y resulta q mi hijo de 12 años me dice q afortunadamente no se lo conte cuando era pequeño ! que lo hubiera traumado con algo tan trágico donde mueren los protagonistas ..a que niño le gustaria oir algo así si es un cuento infantil ? ja ja no lo había pensado así porq tenía nostalgia de mi niñez ! pero creo tiene razón ! con todo respeto !

      • ¿Y entonces por qué no nos traumatizamos nosotros que lo oímos hasta el cansancio en nuestra niñez? ¿O será que sí y no nos dimos cuenta? 😀

  6. osh este cuento es muy chevere y los otros tamibien como el de la pobre viejesita.noooooooooooo es niguna cuca agalo usted y beras que no puede,este señor es muy bueno.TE AMO. ATM:DANIELA BERMUDEZ & DANIEL HURTADO GOMEZ ❤

  7. OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO ❤ #INFINITO ❤

  8. Hola, estoy completamente de acuerdo con el comentario de Diana y me uno a su petición y a la de otros comentaristas. Si el objetivo del proyecto es recoger cuentos de tradición puramente oral entonces este cuento, parte de los Cuentos Pintados de Rafael Pombo (1833-1912), no debería hacer parte de él, ya que esto para los colombianos es un clásico, parte de la literatura romántica (escrita por supuesto) que hemos aprendido desde la más tierna infancia. Tanto lo conocemos que, como a Diana y a los demás, los errores nos saltan inmediatamente a la vista. Si deciden conservarlo en su portal a pesar de ser una pieza ampliamente conocida de la literatura colombiana les pido por favor que lo rectifiquen en el texto inicial. En los comentarios Aixa ha escrito la versión completa y enmendada. Gracias.

    • Buenos días, Martha:
      En primer lugar quería agradecerte que nos hayas escrito. Estoy de acuerdo contigo, no es la versión original de Rafael Pombo pero es que este proyecto no habla de versiones originales, sino de la que cada informante aportó. De la que recordaban, de la que se aprendieron. No podemos cambiar el texto porque no correspondería con el audio que podéis escuchar. Es la versión que recogimos. En otras páginas o publicaciones pueden encontrar la versión escrita por el autor.
      Un saludo

  9. genial
    guauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

  10. Os invito a visitar el siguiente enlace en donde podéis encontrar, además de este cuento, otras obras pertenecientes al que fuera premiado como “Poeta Nacional de Colombia” y “Gloria de las Letras Nacionales”. El gran poeta dramático, escritor y libretista de óperas y zarzuelas, Don José Rafael de Pombo y Rebolledo.
    http://www.fundacionrafaelpombo.org/2012/index.php/es/#

    Cordial saludo
    Andrés Jiménez-Ramírez
    Bajo barítono
    http://andresjimenezramirez.wordpress.com

  11. savencual es la enseñansa de este cuento…ladesovediensia por que mama ranita legrita muchacho no salgas y alseun gesto y orondo seva esa es la enseñansa quenos de ja estecuento y poreso hay queser ovedientes cuando ledisen quenosalga

  12. Gran escritor Rafael Pombo, con sus historias hicimos que nuestras mentes nos trasladaran a situaciones donde los animales nos enseñaban anécdotas , les daba vida en sus relatos .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s