Rin, rin, renacuajo

Informante/procedencia: Elkin Marín, Colombia.

Introducción/información previa: Elkin recuerda que se aprendió este cuento de pequeño en la escuela. Es un cuento muy popular en Colombia del autor Rafael Pombo.


El hijo de rana, Rinrín renacuajo
salió esta mañana muy tieso, muy majo.
Con pantalón corto, corbata a la moda
sombrero encintado y chupa de boda.
-¡Muchacho, no salgas!- le grita mamá,
pero él hace un gesto y orondo se va.
Halló en el camino, a un ratón vecino
y le dijo: -¡Amigo!- venga usted conmigo,
Visitamos juntos a doña Ratona
y habrá francachela y habrá comilona.
A poco llegaron, avanza ratón,
estira el cuello y coge el eslabón,
Da dos, tres golpes. Preguntan: ¿Quién es?
Soy yo, doña Ratona, beso a usted los pies
¿Está usted en casa?
-Sí señor, sí estoy,
y celebro mucho ver a usted hoy.
Estaba en mi oficio, hilando algodón,
pero eso no importa, bienvenidos son.
Se hicieron la venia, se dieron la mano,
y dice Ratico, es más veterano:
– Mi amigo el de verde rabia de calor,
démele cerveza, hágame el favor.
Y en tanto que el pillo consume la jarra
manda a la señora traer la guitarra.
Y el renacuajito le pide que cuente
versitos alegres, tonadas elegantes y…
-¡Ay! de mil amores le hiciera, la venia señora,
pero es imposible darle usted gusto ahora,
que tengo el gaznate más seco que estopa
y me aprieta mucho esta nueva ropa.
  -Lo siento infinito, -responde la tía Rata-,
aflójese un poco el chaleco y corbata,
y yo mientras tanto le voy a cantar
una canción muy particular.
Mas estando en esta brillante función
de baile y cerveza, guitarra, canción,
la gata y sus gatos saltan el umbral,
y vuelve aquello, el juicio final.
Doña gata vieja trincha por la oreja
al niño Ratico, maullándole: ¡Hola!
Y los niños gatos a la vieja rata
uno por la pata y otra por la cola.
Renacuajito miró este asalto
tomó su sombrero, dio un tremendo salto
abrió la puerta y con mano y narices,
fue dando a todos, noches muy buenas y felices.

Anuncios

Juego de dedos. Este dedito flaquito

Informante/procedencia: Elkin Marín, Colombia.


Este dedito flaquito se encontró un huevito
Este otro dedito lo cocinó
Este otro dedito lo peló
El otro le echó la sal
Y este cortito y glotón, se lo comió.

Paso a paso: En el juego se van cogiendo los dedos del niño, empezando por el dedo meñique.

Estrella, estrellita

Informante/procedencia: Laura Lisi, Italia.

Introducción/información previa: Nana. La percusión que acompaña a la nana es de Adil el-Khalqi.


Estrella, estrellita
La noche se acerca
La llama se mueve
La vaca está en el establo con su ternerito
La oveja está en el corral con su corderito
La gallina está con su pollito
Cada uno tiene su camita
Cada uno tiene su mamá
Y todos están empezando la nana
Y se duermen.

Mi Gatica

Informante/procedencia: Adil el-Khalqi, Marruecos.

Introducción/información previa: Adill recuerda está canción que le enseñaron en el colegio. Pertenece al grupo Nass El Giwane, un grupo muy famoso de Marruecos que se funda a finales de los años 60 y que toma sus raíces en la cultura popular marroquí, además de ser muy reivindicativos políticamente.


Mi gatica es pequeña
Se llama Namira
Jugar con ella me divierte
Y ella para mí es como mi sombra
Muestra agilidad
Para cazar un ratón
Su aspecto es bonito
Su pelo largo.

Juego de dedos del pollo

Informante/procedencia: Latifa El-Idrisi, Marruecos.


Uno tenía pollo, el otro tenía sal, el otro tenía comino y el otro tenía agua. Y el otro les dice:
Dadme un poco.
Y le dicen los demás:
No, no.
Pues se lo voy a decir al señor del gallinero.
Y le dice:
Y a mí que me cuentas… ve a decírselo al de los huevos.
Va corriendo y le dice:
Ve, corre, corre.

Paso a paso: Mientras se dice la última frase la mano sube por el brazo para hacer cosquillas en la axila.